Home Links Contacts Give us a link
 
Main Cities
Capri

Introducción a Capri

No importa si el plan consiste en pasar en Capri un día o el verano entero, lo que es seguro es que resultará siempre igual de cautivante. Más allá de aquellos lugares con precios exorbitantes que atraen a muchísimos turistas; hay otros puntos también para ver, como los fabulosos y coloridos paisajes y las diferentes tonalidades del océano, visibles desde cualquier punto de la isla y en forma gratuita.
La gente común y las celebridades eligen esta isla que abarca toda la belleza del mar, sus costas y restos de la cultura impuesta por los romanos.

Se sabe que la isla ha sido habitada desde la Prehistoria, luego llegaron los griegos y más tarde los romanos. Su potencial como destino vacacional fue descubierto cuando a principios del siglo XX artistas y partidarios rusos de la ideología revolucionaria llegaron al lugar.

Se puede tomar el funicular, un autobús o un taxi para llegar a la ciudad de Capri. También es posible hacerlo a través de Via Marina Grande, en una caminata de 2,25km en ascenso. Cuando se llega a Via Roma, hay que dirigirse al este para llegar a la ciudad de Capri.

Capri es una combinación exquisita de calles angostas, construcciones de piedras blancas, hoteles lujosos, tiendas de diseñadores, bares y restaurantes. Sus pequeñas calles son siempre invadidas por gente muy adinerada en su luna de miel o gente que desea sacar fotos y obtener un recuerdo de cómo vive la otra mitad.

El lugar de encuentro en Capri es su Piazza Umberto I or Piazzetta, el lugar para disfrutar de una passeggiata, observar y ser observado. Desde la Piazzetta se puede ver el impresionante campanario y la Chiesa di Santo Stefano, un arquetipo del estilo barroco del siglo XVII. Sus pisos, antes un piso de Villa Jovis, es de mármol. En la capilla del norte se conserva un hueso que se cree que es lo que protegió a toda Capri de la plaga en el siglo XIX.

El Museo del Centro Caprense I Cerio en Piazzetta Cerio contiene una colección de libros y jornales que tienen que ver con la historia de Capri y fósiles aún no desenterrados que datarían de los períodos Neolítico y Paleolítico.

Desde la piazzetta hay que tomar Via Vittorio Emanuele y luego Via F Serena para poder llegar a la Certosa di San Giacomo (Viale Certosa), construida en la segunda mitad del siglo XIV siguiendo la arquitectura típica caprese. Los hombres de Napoleón luego la cerraron. Hoy día funciona como escuela, biblioteca y museo; y aquí se albergan algunas pinturas del siglo XVII. Uno de sus claustros se construyó en el año 1300, y el segundo -más grande- en los 1500s . La iglesia también cuenta con algunos frescos creados en el siglo XVII. Desde el monasterio hay que tomar Via Matteotti para realizar otra visita obligada: los Jardines de Augusto. Desde allí hay tres piedras que emergen del agua y señalan al cielo; es la Isola Faraglioni, que sirve de un paisaje impresionante y alcanza los 109 m de altura, y allí un extraño lagarto azul tiene su hábitat.

La isla cuenta con muchísimos senderos muy bien cuidados. Una de las rutas comienza en un arco natural creado por la erosión del agua, el llamado Arco Naturale, y pasa por la Grotta Matermania, una cueva gigante que sirve para adorar a las ninfas del agua, luego por el resort de verano Malaparte; y llega a Belvedere di Tragara, desde donde se obtienen unas fantásticas vistas de la Isole Faraglioni. Via Tragara y luego Via Camerelle nos devuelven a la ciudad.

Una camina de 2km desde la ciudad de Capri hasta Villa Jovis, el lugar más importante de Tiberio en Capri y el más amplio y lujoso de sus tiempos. Se había construido una red de canales para llevar el agua de lluvia a su depósito y abastecer los baños y los 3000 metros cuadrados de parque que lo conforman. El cuarto de Tiberio daba a la maravillosa Punta della Campanella. Hasta se puede observar el lugar donde Tiberio, según cuenta la leyenda, se deshacía de los que ya no le agradaban...

La celebración más importante en la ciudad de Capri es Festa di San Costanzo, el 14 de mayo. El 1 y 6 de enero los habitantes celebran el comienzo de un nuevo año en la Piazzetta.
Además de los bares, hay algunas pocas discotecas y tavernas que abren de 10 a 4 y el ingreso es exclusivo. La Taverna Anema e Core (Via sella Orta) y Guarracino (Via Castello) son populares y muchas veces reciben la visita de celebridades.

También está Musmè, una discoteca muy de moda (Via Camerelle); o también se puede ir a Baraonda, siempre repleto de jóvenes que adoran el hip-hop, el revival y la música house.

Hay dos calles para hacer compras: Via Vittorio Emanuele y Via Camarelle. Aquí se encuentran todos los diseñadores de moda que uno se pueda imaginar. Hay otras tiendas que ofrecen trabajos en cerámica, limoncello y perfumes de esencias de limón; uno de ellos sigue la fórmula que fuese descubierta siete siglos atrás.


Dónde comer y beber en Capri

Los precios son más baratos en el contienente que en la isla. Todos los platos tradicionales están a la venta en tratorías. En especial la tradicional ensalada caprese, un plato regional que Capri le ha dado a la cocina italiana.

La Capannina en Via Le Botteghe es una tratoría típica caprese. Siempre visitada por celebridades. Su menú cuenta con todas las especialidades regionales, pasta inigualable, carne asada y pescado fresco.

La Cisterna en Via M Serafina es un local de comidas muy concurrido ubicado en una cisterna romana de hace unos 20 siglos. Atrae a los turistas con sus platos típicos, entre los que se encuentran y recomiendan las pastas con garbanzos y la pizza. Las porciones son muy abundantes.

La Pergola en Via Traversa Lo Palazzo se encuentra muy bien ubicada, por lo que desde allí se observan unas fabulosas vistas. La comida se sirve bajo unas parras que trepan hacia la terraza. El menú cuenta con una selección de platos muy creativos pero a la vez tradicionales.

Raffaele Buonacore se encuentra en Via Vittorio Emanuele y prepara deliciosos pastelillos, waffles y sfogliatelle. Este snack bar también vende pizza frittatas y panes para llevar.

Verginiello en Via Lo Palazzo, aquí también se come muy bien y a muy buen precio. Su comida es buena y las vistas de la Marina Grande magníficas. Recomendamos sus pastas y los bifes asados.


Cómo llegar y desenvolverse en Capri

EN AUTOBÚS: hay autobuses que van de Via Roma a Marina Grande (y vice versa), Anacapri y Marina Piccola, o desde Marina Grande a Anacapri y desde Marina Piccola a Anacapri.
Desde la estación en Anacapri parte un autobús para visitar la Grotta Azzurra y Faro di Punta Carena. Los boletos se compran en el mismo día.

EN COCHE: sólo unas pocas carreteras se encuentran disponibles para los carros ; y tampoco hay alquiler. Los carros sólo se admiten si han sido registrados fuera de la isla o alquilados en un aeropuerto internacional.

EN FERRY O HIDRODESLIZADOR: hay embarcaciones que unen Capri-Sorrento y Nápoles. Otra ruta va desde Ischia, Amalfi, Positano y Salerno. Los horarios van variando de acuerdo con la estación. En el verano, desde Nápoles (duración:70-50 minutos, servicios: 5 por día). Navigazione Libera del Golfo brinda 25 servicios diarios. Desde y hacia Sorrento (duración: 25 minutos, servicios: una compañía ofrece 4, y la otra 25), desde y hacia Positano (servicios: 6 por día), a Amalfi (servicios: 7 por día), y a Salerno (servicios: 5 por día).

EN FUNICULAR: la mejor forma de ir a la ciudad de Capri desde Marina Grande. Se toman en el lado oeste del puerto o en la estación.

EN HELICÓPTERO: parten del Aeropuerto Capodichino en Nápoles.

EN MOTOCICLETA: una original y fascinante manera de recorrer y descubrir Capri. Se pueden alquilar en Rent a Scooter Marina Grande, en Anacapri o en Marina Grande.

EN TAXI: hay muchísimos taxis en Capri.



 
Positano